ENEDIANA, DEL LIBRO DE POESIA, "NO ES MENTIRA ESTE PARAISO", CECUT, CONACULTA, 2010.

PRESENTACION DE NO ES MENTIRA ESTE PARAISO

PRESENTACION DE NO ES MENTIRA ESTE PARAISO
VICTOR SOTO FERREL, ELIZABETH CAZESSUS NELIDA RUIZ

domingo, 6 de diciembre de 2009

DIARIO DEL DOLOR DE MARIA LUISA PUGA




Escucho el "Diario del Dolor" de Maria Luisa Puga y pocas veces he confirmado cómo una narradora hace de la prosa un gran poema; en esta narración la poesía permea la vida entera y la escritura pasa a ser una visionaria: Escritura y Dolor son protagonistas. La que narra esta muriendo y naciendo en el dolor de la artritis reumatoide. La narradora es otra escritora que se enfrenta al asombro que le causa el dolor cotidiano, al que hace su cómplice, su compañero, su huésped incómodo y que está al acecho siempre.

Aquí se registran todas las contradicciones propias de enfrentar la presencia del dolor, con sus territorios, sus recovecos, sus vagas huidas: en el sueño como ruido en la rodillas, en el tormento que no es lo mismo decir -¡ ay!, algo que la afea cuando se ve en el espejo, algo que no es de ella sino algo que alguien le aplica, y si despierta y revisa y no está, aunque ahí siga, acurrucado en quien sabe dónde.

La escritura nos ofrece tantas lecturas como la autora haya tenido, pero este último testimonio afirma que la literatura no nos salva del dolor, sino a pasar por él, y esto de algún modo nos salva y cura; cuando el pensarse sano es ya inimaginable. Y cito:


¿Andas por ahi?
Cuando voy a escribir algo nuevo,Dolor, merodeo la idea. La trato de ver desde todos los ángulos que pueda tener. Tú estas haciendo lo mismo conmigo ¿no es cierto? Me andas merodeando para ver por donde me llegas. Ahora te cuesta más trabajo que antes. Era tan fácil agarrarme desprevenida. Ya no, no es fácil pero igual me agarras. Sé que tu estrategia es esa nueva somnolencia que me ha crecido y que detesto. No me gusta dormir en el día. Nunca me ha gustado y es por ahi que te metes. Esos restallidos que haces cuando estoy profundamente cuajada. ¿Te da risa? Te imagino riendote y no eres un cuadro agradable, mano, perdóname, pero es que te convulsionas y como eres tan flaco parece que te vas a romper. Prefiero verte bailar.
Ahora lo que quieroyo saber es si lo haces para entretenerte o porque es tu naturaleza. No lo puedes evitar pero ademas te divierte. Yo perdonaría eso, fijate. Disfrutas tu cometido en la Vida. En cambio si me llego a enterar que lo haces para divertirte. VOY A TOMAR MEDIDAS.


La nueva mirada ante la enfermedad y el dolor de un cuerpo fragmentado. Cuerpo visto con un lúcido e inteligente escrutinio de todas las formas del dolor: desde la renunciación, el diálogo, las presencias, los momentos, las circunstancias y todas las voces del placer desconocido en los límites del dolor mientras la narradora trata desde una silla de ruedas acomodarse en la cama, en el sillón, en otro lado de la ciudad, los hospitales o el mundo con una conciencia inimaginable, saliendo victoriosa de la autocompasión a cambio de un optimismo sin precedentes, y no quiero decir admirable, pero si, una admirable actitud ante lo irrenunciable de la propia fatalidad humana.

Es increible! María Luisa Puga me ha convencido que se puede hacer el amor con el dolor, como si fuera otro amante, cómo hacerlo tu amigo, dialogar con él, atisbar sus gestos, adivinar su llegada, sentirlo hasta el fondo en todo el cuerpo, pelearse con él y volverlo a tratar en el laberinto de la soledad para llegar de algún modo al entendimiento.

Fundirse con el dolor y describirlo de esta manera, implica trascender el dolor, es vivir más que desnuda ante él, o dificilmente, es vivirlo con todas sus palabras.

Un diario como ninguno. No dejes de escucharlo....leerlo.



Nota: El libro viene con una trilogia de discos grabados conla voz de la autora.

1 comentario:

Gustavo Aguilar Alterno Espiraaaal dijo...

hola oye aun es posible encontrar el diario del dolor con los cds??? es que los extravie y me urge conseguirlos nuevamente

RAZONES DE LA DAMA INFIEL , PARTE 1

RAZONES DE LA DAMA INFIEL, PARTE 2